viernes, 11 de enero de 2008

Jo... estoy mu empanao

Siempre he sido un perro de los que le gustan ir sueltos por la calle, aprendì las reglas bàsicas, asì que mis bipes se han fiado siempre mucho y me han dejado siempre libre.

Hace algùn tiempo que Avì no se fìa mucho de dejarme libre porque dice que no veo ni oigo mu bien.

Pero esta mañana me he puesto tan pesao que ar finà me ha soltao la correa.

Pos iba yo tan campante andandico por la acera, cuando de repente siento su voz que me llama:

- Renè ven aqui!!

Levanto la vista y no la veo, no sabìa donde estaba! Asì que he visto un grupo de personas mucho màs adelante de donde estaba yo y sacando fuerzas de donde podìa me he puesto a correr como un loco hacia ellas.

Màs corrìa yo, y màs sentìa la voz de Avì que me llamaba:

- Renèeeee!!!

Cuando llego, ella no estaba.

La veo llegar por detràs mìa, corriendo y màs cabreà que otra cosa.

Me he liao. He perdido el sentido de la orientaciòn, de la vista, del oìdo... de to... no me enteraba de na'....

Joè que viejo me estoy haciendo.

3 comentarios:

Girasol dijo...

Los años traen sabiduria amigo.
No te seintas asi.

Gorda dijo...

No te pongas mal...y no seas tan cascarrabias y hace caso a Aví, que ella sabe...mira que yo soy un perrita joven y a vaces cuando ando suelta tambien me Lio y mas cuando pasan autos.
Patitas

Byron y Xinver dijo...

Tranquilo que un despiste lo tiene cualquiera, además estamos unos para cuidarnos a otros, ¿verdad?